El presidente provincial del PP en Córdoba, José Antonio Nieto, ha afirmado este lunes, respecto a los resultados logrados por su partido en la provincia y en la capital en las elecciones europeas de este domingo que, al contrario de lo que se había barajado, «no ha habido vuelco» electoral, pues el PP sigue siendo la formación más votada en la capital y ha recortado distancias en el computo global de la provincia con la primera fuerza, el PSOE.

En declaraciones a los periodistas, el también alcalde de Córdoba ha señalado que estas elecciones han sido «especialmente complicadas», debido a una «crisis dramática, como la que se ha vivido, en la que hay una parte muy importante de la sociedad que no hay visto la recuperación» y que ha castigado electoralmente por ello al PP y al PSOE, lo que ha dado lugar a «la eclosión potente de Podemos» en la provincia, mientras que «el resultado de IU ha entrado dentro de lo previsible».

En cualquier caso, según el análisis de Nieto, en Córdoba «el resultado del PP está por encima de la media nacional y de la autonómica» de su partido. De hecho, según ha subrayado, «no se ha producido un vuelco electoral», a pesar de que los populares tenían la percepción de que «estas elecciones podían tener un resultado difícil» para ellos, hasta el punto de que Nieto ha reconocido que en la ciudad él se «la jugaba, porque esa posibilidad de vuelco era cierta y real».

Sin embargo, la movilización de los afiliados del PP les ha permitido «esa victoria holgada» en la capital cordobesa, a la vez que «tampoco se ha producido» el «hundimiento» del partido en la provincia, donde «además se ha reducido la diferencia» de las europeas de hace cinco años con el que sigue siendo el partido más votado en la provincia, el PSOE. En consecuencia, «se ha salvado esta situación», si bien Nieto tiene claro que hay que «entender el mensaje de la ciudadanía» de que «la realidad de las cosas no es la que aparece en los medios de comunicación, ni tampoco la que aparece en las grandes cifras que publican organismos internacionales», sino que la realidad es «la de cada casa y cada familia».

Publicaciones Similares