Unas jornadas de puertas abiertas sirvieron en la tarde del pasado 31 de marzo para inaugurar la nueva biblioteca municipal y el edificio de Servicios Socioculturales que el Ayuntamiento de Montilla ha levantado en la Ronda de Curtidores, dentro de las actuaciones del proyecto Solera que cofinancian el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y el propio Ayuntamiento.

El nuevo edificio, que acoge ya las dependencias administrativas de las concejalías de Cultura, Festejos y Patrimonio Histórico, además del Area de Juventud, cuenta con salas polivalentes para cursos, exposiciones y talleres, una ciber-aula y la nueva biblioteca municipal, con una superficie de casi 800 metros cuadrados, donde se localiza una sala de lectura y préstamo, una sala de estudio, además de dependencias para los lectores más pequeños y para los jóvenes.

«Se trata de una infraestructura que es muy importante para Montilla y que, como todos sabemos, ha sufrido una serie de vicisitudes que ha demorado muchos años su puesta en funcionamiento», apuntó Federico Cabello de Alba, en referencia a las dificultades por las que ha atravesado el proyecto durante casi doce años.

Y es que, con la puesta en marcha de este equipamiento, el Equipo de Gobierno del Partido Popular, pone fin a un proyecto que se inició en julio del 2002 y que permaneció más de cinco años paralizado, después de que la empresa adjudicataria de las obras se declarase en suspensión de pagos, bloqueando la conclusión del edificio. Tras una serie de negociaciones fallidas con la Diputación, en agosto del 2012, el Partido Popular logró adjudicar las obras de la nueva biblioteca municipal y del edificio de Servicios Socioculturales a la empresa pozoalbense Hijos de Rafael Muñoz Parra, que dispuso de un presupuesto de casi 660.000 euros para concluir esta nueva fase.

Publicaciones Similares