El centro residencial para mayores San Juan de Dios, anexo a la iglesia de San Agustín, vivió ayer un día grande. La empresa montillana Monsecor, que asumió su gestión en enero del pasado año, inauguró de manera oficial estas instalaciones que cuentan con 46 plazas residenciales.

El acto, que contó con la presencia del alcalde, Federico Cabello de Alba, y de una amplia representación de la Corporación Municipal, sirvió para dar a conocer el interior del hospital que, a lo largo del año 2011, fue adaptado a la Ley de Dependencia con cargo al Plan E, contando con un presupuesto de más de un millón de euros.

Para nuestro alcalde, el éxito del centro residencial es el resultado «de la confluencia de muchas voluntades: políticas, empresariales, de los trabajadores, de los familiares y de los voluntarios». En ese sentido, Cabello de Alba dijo que se trata «de un centro de referencia» en la comarca.

Publicaciones Similares