Actualmente solo se le permite gastar un 20%, es decir unos 280.000 Euros en el caso de Montilla que se pueden destinar a ayudas a familias, autónomos y empresas y a la puesta en marcha de un plan de empleo e infraestructuras para reactivar la economía.

El grupo municipal del Partido Popular proponer reclamar al Gobierno de España el uso íntegro de los 1.4 millones de euros de superávit para las ayudas a las familias, autónomos y empresas de Montilla, después de que el gobierno solo haya permitido destinar 280.000 euros, es decir, apenas un 20%, en una de las decisiones tomadas durante el periodo de estado de alarma.

Inmaculada Luque ha afirmado que “Es el momento de solicitar al Gobierno de España que se permita el uso de este dinero para llevar a cabo diferentes actuaciones para contrarrestar los efectos económicos del confinamiento a causa del covid-19.” La portavoz   popular   ha   señalado   que   “estamos   atravesando   una   situación   muy complicada originada por el coronavirus y desde el Ayuntamiento tenemos que hacer todo lo posible por ayudar a nuestros vecinos.”

Según ha indicado al edil actualmente disponemos de un remanente que viene arrastrado desde el año 2012 y que debido a la excesiva deuda que arrastraba el Ayuntamiento durante los primeros años y una mala planificación en los últimos el dinero del superávit se ha tenido que destinar a amortizar la deuda que teníamos con los bancos.

La actual situación hace que la prioridad de los ayuntamientos sea apoyar a sus vecinos y tenemos en las arcas municipales más de 1,4 millones. Según Inmaculada “Es el momento de aportar todos los recursos municipales en ayudar a los ciudadanos de Montilla y el gobierno debe permitírnoslo”.

La portavoz popular insiste que “En esta crisis sanitaria, social y económica, derivada de la pandemia provocada por el CODID-19, los Ayuntamientos, han sido los primeros en  implementar  medidas  para  contener  la  expansión  del  virus  y  de  apoyo    a  la población más vulnerable (mayores, enfermos, etc.) y por eso continúa indicando que “es necesario flexibilizar la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan disponer de la totalidad del superávit para actuar contra los efectos sanitarios, sociales y económicos   derivados   de   esta   pandemia   sin   precedentes,   además   de   seguir trabajando en la reducción de la presión fiscal a familias, empresas y autónomos».